CDN. La opción que te deberías plantear para acelerar tu web

optimizacion de web mediante cdn

Qué es un CDN

Los CDN, Content Delivery Network, o redes de entrega de contenidos,  son un conjunto de servidores distribuidos estratégicamente en los principales nodos de Internet de modo que se garantice la entrega de contenidos desde el servidor más cercano al usuario y en las mejores condiciones. Los CDN’s almacenan los contenidos de las webs que se replican entre los servidores que componen el CDN, de modo que si un usuario de España quiere acceder a un contenido de un servidor que se encuentra ubicado en Estados Unidos, el contenido estático de la web se le sirva localmente.

Los CDN’s actúan como una red de servidores proxy inversos que al encontrarse más próximo al punto de acceso a Internet del usuario disminuyen el tiempo de respuesta y la disponibilidad de los contenidos, ofreciendo además redundancia en los servidores y en las conexiones. Al actuar como una super caché, un CDN evita la sobrecarga de los servidores web, evitando caídas y cuando estas se producen, si se reacciona a tiempo, es posible que pasen desapercibidas para los usuarios. Todo esto repercute de manera positiva en el posicionamiento seo de tu web.

Principales CDN’s

Akamai es una de las redes de entrega de contenidos de mayor tamaño a nivel mundial, fundada en 1998 presta sus servicios a clientes como Google, Microsoft, Apple o Facebook.

La empresa estadounidense Amazon  en su estrategia de convertirse en el mayor proveedor de servicios de Internet a nivel mundial ofrece su solución de CDN llamada Amazon CloudFront sacando partido a su red de servidores de sus servicios Cloud AWS.

Si piensas que estas soluciones no están a tu alcance puedes optar por CDN’s que ofrecen planes de suscripción gratuitos, como por ejemplo CloudFlare.

En la elección de un CDN deberás tener en cuenta aspectos de rendimiento, seguridad, cobertura y servicio.

Configuración de un CDN

La configuración de un CDN suele ser sencilla. En primer lugar deberás ajustar los parámetros del servicio según las opciones que ofrezca el proveedor, como por ejemplo la frecuencia de actualización de los contenidos. El siguiente paso será sustituir los servidores DNS de tu dominio por los que te facilitará el proveedor

Deja un Comentario