Consejos para mejorar el tráfico de tu blog

Como mejorar el trafico de tu blog

Consejos para mejorar el tráfico de tu blog

Es posible que tengas un blog operativo desde hace años, y que ves que su crecimiento está estancado o sube muy ligeramente. Llegados a este punto es posible que te preguntes qué puedes hacer para mejorar el tráfico de tu blog.

En esta entrada no sólo nos vamos a limitar a decirte cómo optimizar tu contenido… sino que vamos a ir un paso más allá. Vamos a explicarte cómo deberías auditar tu blog y qué contenido debes eliminar completamente. ¿Cómo? ¿Eliminar contenido? ¿Pero no se supone que más contenido ES lo mejor para el SEO?

Sí… y no.

Si tu blog empezó bajo aquella premisa que predicaban los gurús del SEO de: «escribe una media de 500 o más palabras, haciendo targeting a un grupo selecto de palabras clave, es necesario para mejorar el tráfico de tu blog…»  De seguro tienes entradas que no hablan sobre nada pero repiten palabras clave una y otra vez… y debes plantearte una solución radical, porque ese contenido no solo no te beneficia, sino que puede estar lastrando tu crecimiento.

De hecho, aunque estés convencido de que tu contenido es de calidad, es irrelevante, debes eliminar todo lo que no pase los criterios de la auditoría que vamos a plantearte:

Audita tu blog

Para realizar una auditoría SEO tenemos muchas aplicaciones que nos pueden ser útiles en mayor o menor medida. Ahrefs, Semrush o Sistrix son aplicaciones que nos devuelven diversas métricas relacionadas con el posicionamiento web. Para poder determinar qué contenido es prescindible deberemos monitorizar 5 KPIs: Impresiones (1 mes), visitas (1 mes), CTR (todo el tiempo), tiempo medio de lectura (todo el tiempo) y backlinks.

Revisión de contenido

Para mejorar el tráfico de nuestro blog lo primero es identificar qué contenido irrelevante tenemos. Para ello:

  1. Estructuraremos una hoja de cálculo donde haremos una lista con todas nuestras entradas y sus respectivos KPIs.
  2. Marcaremos en rojo todas las entradas que cumplan con todas las siguientes premisas:
    – No hayan tenido visitas
    – Tengan pocas impresiones
    – No tengan backlinks
  3. Marcaremos para distinguirlas las entradas que:
    – Tengan un CTR bajo pero alto volumen de impresiones
    – Tengan backlinks
    – Tengan un tiempo medio de visita elevado

Limpieza de contenido

  1. Revisaremos el contenido marcado en rojo:
    Este contenido es potencialmente tóxico y no nos está reportando nada. Es posible que tengamos contenido de calidad en esta lista, por este motivo vamos a repasarlo manualmente y aquellos artículos que consideremos, tienen vigencia y pueden aportar valor, los marcaremos en naranja.
  2. Eliminaremos los post tóxicos:
    Para hacerlo correctamente, haremos una redirección 301 bien a la página principal del blog o a alguna entrada cuyo contenido esté directamente relacionado con el eliminado.

ilustracion de documento con lupaActualización de contenido

  1. Entradas con bajo CTR pero alto volumen de impresiones:

    Estas son entradas bien posicionadas pero que no atraen clics. Esto puede ser porque el título es poco atractivo, la metadescripción no invita a la lectura o ambas. Revisaremos títulos y metadescripciones y monitorizaremos su rendimiento.

  2. Entradas con Backlinks:

    Revisaremos la calidad de estos backlinks empleando para ello Moz Link Explorer. Esta herramienta nos devolverá la variable Domain Authority que es la que usaremos para evaluar:

    • Si son enlaces desde dominios de baja autoridad, procederemos a eliminarlas e introducir un 301 hacia entradas relevantes o hacia la home de nuestro blog.
    • Si son enlaces desde dominios de alta autoridad, revisaremos el contexto de estos enlaces y procederemos a revisar el contenido, expandiéndolo y actualizándolo si es posible.
  3. Entradas con un tiempo medio de lectura elevado:

    Estas entradas son aquellas que tienen un mal posicionamiento pero una alta calidad. No es habitual encontrarlas. Si tenemos alguna, volcaremos ese contenido en una nueva entrada. Para redactar esta entrada analizaremos el tipo de consultas que nos han derivado el tráfico y optimizaremos para las palabras clave más relevantes de ese conjunto de consultas.

Si has sido muy activo en tu blog es muy probable que tras estas medidas te hayas cargado más de la mitad de tus post. Se trata de una solución drástica y contraintuitiva. No obstante, si alguien externo auditase tu blog por vez primera después de esta medida vería que:

  • Todo tu contenido tiene tráfico
  • El 100% de tu contenido es de calidad, con un bajo porcentaje de rebote y un alto tiempo medio de lectura
  • Todas tus entradas son relevantes en búsquedas y tienes un alto volumen de impresiones

Esto es un buen punto de partida para empezar a hacer las cosas de manera diferente y mejorar el tráfico de tu blog. Una vez tomada esta medida no puedes esperar a llegar de nuevo al punto en el que debes desprenderte del 50% de tus contenidos. Debes replantear tu estrategia. Y ese es el siguiente paso:

ilustracion de documentos de calidad vs cantidadPlan de contenidos

Ya tenemos un blog limpio. Ahora debemos cargarlo con contenido relevante. Para ello tendremos que realizar las siguiente acciones:

Anticípate a las tendencias

Si llevas años realizando contenidos para un nicho determinado ya debes estar familiarizado con las tendencias estacionales de búsquedas. Tanto si eres un experto en tu sector como si todo te pilla de nuevas, lo ideal es que recurras a herramientas como Keyword Planner y Google Trends  para que puedas realizar un análisis de tendencias. Estudia los datos con agregados de varios años y agenda los contenidos de acuerdo a las tendencias. Recuerda. Debes tener el contenido listo para cuando la tendencia arranca, no para cuando alcance su pico máximo.

Long Tail Keywords

A la hora de hacer tu estudio de palabras clave está claro que las palabras clave cortas y en concordancia exacta tendrán un enorme volumen de búsqueda. Pero no estamos hablando de secciones de tu web, sino de entradas de blog. Busca palabras clave long tail que tengan un volumen estable de búsquedas. Si optimizas tus artículos pensando en este tipo de consultas, los usuarios te recompensarán con un volumen estable de visitas.

Estudia tu competencia

Analiza los artículos de tu competencia, echa un vistazo a sus contenidos y busca espacios para robarles SERPs. Audita sus contenidos tal y como hiciste con los tuyos. `Podrás encontrar oportunidades únicas para posicionar tus propios contenidos.

NOTA: A la hora de analizar nuestra competencia no podemos recurrir a Google Analytics ni Search Console, no obstante programas como Ahrefs o Semrush nos ofrecen estimaciones de tráfico y auditorías bastante profundas sobre la calidad de los contenidos.

Haz una lista de artículos

Tras tu estudio de tendencias tendrás un montón de temas calendarizados, para cada tema tendrás varias long tail preparadas y además tendrás una perspectiva de oportunidad de artículos que tu competencia no ha trabajado bien… Ahora debes coger todo eso y hacer una lista de posibles artículos para tu blog.

Cuando tengas esa lista ya tendrás tu estrategia prácticamente finalizada. Te faltará un último paso

Busca manualmente cada artículo que quieras escribir

Busca en Google cada término de tu lista de artículos. De cada consulta sacarás una lista de competencia y podrás ver si es viable o no emplazar ese contenido en top 3. No te limites a mirar qué dominios están rankeando. Echa un vistazo a los artículos y contenidos posicionados para esas consultas y analiza la extensión de éstos. En igualdad de condiciones (Autoridades de Dominio similares y perfiles parecidos de Backlinks) el contenido más extenso y optimizado rankeará mejor. Este es el modo de mejorar el tráfico de tu blog.

Optimiza todo el contenido

Ahora te toca ponerte a trabajar y redactar. El siguiente paso es lógico. Cada artículo que redactes debe estar optimizado para SEO. En este artículo te explicamos como redactar contenido optimizado para seo.

Asegúrate de trabajar bien tus palabras clave, la estructura de tu texto (título, subtítulo, header tags, negritas, extensión y legibilidad) y añade los microformatos que estimes necesarios. Ten en cuenta el funcionamiento del campo de conocimiento de Google, el LSI y genera el mejor contenido que puedas. Recuerda las directrices básicas:

  • Tu palabra clave objetivo debe aparecer en Título, H1, un H2, URL, una imagen y en la metadescripción
  • Repite tu palabra clave en el texto, no te preocupes por el % de iteraciones, solo asegúrate de que aparece varias veces, tal cual viene en el título y con variaciones
  • Incluye los atributos alt en todas tus imágenes, si estos pueden incluir la palabra clave objetivo… ¡Mejor! (no la fuerces, tiene que ser relevante en su contexto)

No olvides que tienes plugins de WordPress como Yoast SEO que te pueden ayudar a controlar la calidad de tu contenido de acuerdo a los estándares de conocimiento común.

Recuerda. Tu objetivo es que tu contenido posicione, sea relevante y te de visitas. Olvídate de viejas tendencias como «artículos de 500 palabras». Es preferible que subas menos contenido pero que éste sea de alta calidad.

Amplifícalo por todos tus medios

Tienes redes sociales, tienes newsletter, tienes perfil personal en twitter y linkedin… ¡Difunde tu contenido! no esperes que éste llegue a la gente sin más. Dale un empujoncito, solicita una indexación desde Search Console, súbelo a todas tus redes, mándaselo a tus subscriptores… Y si estás convencido de que es bueno y útil amplifícalo con campañas de pago a través de redes sociales.

Deja un Comentario