AdSense

Sistema de publicidad contextual online propiedad de Google. Google AdSense (anteriormente llamado Adsense) es, junto con Google AdWords, uno de los productos de la red de publicidad en línea de Google.

Básicamente, permite a los editores obtener ingresos mediante la colocación de anuncios en sus sitios web, ya sean de texto, gráficos o publicidad interactiva avanzada.

Los dueños de los sitios web pueden incorporarse al programa Ad Sense para generar dinero por la publicidad que miran sus visitantes. Actualmente ofrece publicidad por texto, imágenes y videos.

Google AdSense, antes llamado ‘Adsense’, es, junto a Google AdWords, una de las herramientas de publicidad en la red que gestiona la compañía Google.

Google AdSense permite a los editores y creadores de páginas webs obtener ingresos a través de la colocación de anuncios en sus sitios webs. Estos anuncios, que pueden aparecer en formato de texto, gráficos o interactivos, son administrados por Google en asociación con los anunciantes de AdWords mediante un sistema de subasta instantánea.

Gracias a la tecnología de la que hace uso este servicio, los anuncios se muestran a los usuarios de manera filtrada, por ejemplo, registrando ordenadamente datos e informaciones , para elaborar un índice del contenido de los sitios webs o utilizando la ubicación geográfica de los usuarios. Con esto, los anunciantes se aseguran de que el contenido de los anuncios por los que pagan llegan a su público objetivo, además de entregar anuncios útiles a los posibles clientes.

Google AdSense se ha convertido en una de las formas más rentables de colocar publicidad en Internet. Para comprobar si un anuncio está, o no, publicado por AdSense es tan fácil como colocar el cursor en la parte derecha del anuncio y observar si aparece un letrero que indique Anuncios Google, AdChoices o DoubleClick.

¿Cómo funciona Google AdSense?

Podría decirse que Google AdSense actúa de intermediario entre las distintas marcas publicitarias o anunciantes que requieren espacios en Internet donde mostrar sus ofertas, y los publicadores, tales como bloggers, videobloggers, creadores de apps, o cualquier otra persona que disponga de un sitio en la web.

Pongámonos en el supuesto de que tenemos un blogs de cocina, en el que además de recetas hablamos sobre los utensilios y los productos que utilizamos para elaborar nuestras recetas. En este caso, nos interesaría que los anuncios que mostráramos fueran en concordancia con el contenido. Por ejemplo, las marcas de los productos y utensilios que utilizamos.

De esta forma, nosotros recibiremos un porcentaje por cada clic en el anuncio, mientras que la empresa anunciante consigue ventas e impresiones, y el usuario final tiene la opción de acceder directamente a ofertas relacionadas con el contenido que le interesa. De esta forma todos ganan.

En encanto de este proceso es que se hace de forma automática gracias a algoritmos de seguimiento, que se basan en los datos de navegación de los usuarios para sólo mostrarles contenido publicitario acorde a sus necesidades. Por este motivo decíamos que se trata de una de las formas más rentables de hacer publicidad en Internet, porque son anuncios personalizados.