Cómo Redactar Contenidos SEO

Redactar contenido SEO

Redactar contenidos SEO es muy sencillo mientras se mantenga una coherencia estructural determinada. En este artículo te explicábamos cómo redactar contenidos seo optimizados. Y en esta ocasión te contamos cómo y por qué debes estructurarlos.

Bases de la redacción de contenidos SEO

Cuando el robot de Google accede a una web se encuentra con una gran cantidad de código y de texto. El objetivo de la optimización de contenidos es que este robot entienda que nuestro contenido es el más relevante para una consulta determinada. ¿Cómo conseguir que el contenido sea relevante para Google?

Palabras Clave

El LSI “Latent Semantic Indexing” es un sistema matemático empleado en sistemas de recuperación de información. Su objetivo simplificado es establecer campos relacionales entre palabras para mejorar su indexación y comprensión. En el caso de Google, presta más atención a las palabras que coincidan con los términos de búsqueda que usan los usuarios. Estos términos reciben el nombre de Palabras Clave o Keywords.

Concordancia Exacta

Como Google es incapaz de “entender” un texto, lo que hace es buscar coincidencias entre el contenido de éste, lo que el usuario busca y su índice semántico interno. Por este motivo debemos intentar siempre optimizar nuestro artículo para SEO apuntando hacia palabras clave que reciban un alto número de consultas. De este modo, recibiremos más tráfico.

Long Tail Keywords

Como hay muchas páginas web que comparten contenidos, la mayoría persiguen optimizarlos para las consultas más realizadas, lo que hace que competir por las palabras clave más usadas sea complicado. Por este motivo debemos prestar atención a estas otras palabras clave. Las long tail keywords, o palabras clave de cola larga, son palabras clave que buscan bastantes menos usuarios, y por ende, tienen menos competencia. Si las incluimos en nuestro artículo, cuando un usuario haga una búsqueda empleando estos términos, apareceremos bien posicionados. Las búsquedas por voz están haciendo que este tipo de palabras adquieran mayor fuerza.

Iteración

¿Cuánto se debe repetir una palabra clave en un artículo optimizado? Entorno a un 2%. Pero no es algo que deba obsesionarnos. Podemos introducir variaciones respecto a la concordancia exacta y cubrir mayor rango semántico. De manera aproximada, un texto de 300 palabras debería contener al menos 3 iteraciones en concordancia exacta (nunca más de 6) y múltiples variaciones. Ante todo debe presentarse de manera natural, de otro modo, parecerá que estamos optimizando el contenido para SEO artificialmente, empleando “keyword stuffing”, práctica penalizada por Google.

Estructura del Texto

Más allá del uso de palabras clave en SEO, Google emplea otros indicadores para realizar el mapeo de nuestro artículo. La forma que tenemos de ser más relevantes es estructurar el texto SEO para que el robot sea perfectamente capaz de extraer toda la información útil y de peso de acuerdo a su índice semántico. ¿Qué contenido tiene más valor para Google?

Título

El título, o titular debe ser conciso y debe coincidir de manera exacta con nuestra palabra clave objetivo. La extensión máxima es de 70 caracteres, que es lo máximo que muestra Google en sus resultados.

Subtítulo

El resumen o subtítulo es un fragmento de texto que sigue al titular y que introduce brevemente el tema del que vamos a hablar. Su extensión debe ser de un párrafo de 4 o 5 líneas. Las dos primeras deben introducir el tema e incluir una llamada a la lectura que sea atractiva. Las restantes deben resumir las ideas clave del texto.

Header Tags

Los Header Tags son etiquetas que se aplican al texto y que sirven para jerarquizar los contenidos. Van desde el H1 hasta el H6, aunque para elaborar textos solo emplearemos el rango desde el H1 al H4.

Para entender su uso basta con echar un vistazo al índice de contenidos:

  • H1: Es el titular
  • H2: Son los epígrafes principales del artículo
  • H3: Son los puntos subordinados a cada epígrafe
  • H4: Son elementos o puntos clave de su H3 inmediatamente superior.

Negritas y Cursivas

Como decíamos antes, el bot de Google lee tanto texto como código. Dentro del HTML tenemos elementos que nos permiten indicar a Google que frases o palabras tienen un peso especial. Cuando queremos elaborar textos SEO debemos emplearlas para resaltar nuestras palabras clave, tanto objetivo como long tail.

¡OJO! En HTML tenemos dos etiquetas para negritas <strong> y <b> así como dos etiquetas para cursivas <i> y <em>. Las etiquetas <strong> y <em> nos permiten enfatizar el peso de esas palabras, mientras que <b> e <i> simplemente aportan un valor estético al contenido.

Cuando queremos redactar contenidos optimizados para SEO debemos marcar en negrita y/o cursiva las palabras clave, palabras clave de cola larga y términos directamente relacionados con la palabra clave objetivo y su campo semántico.

Extensión

La extensión de nuestro artículo vendrá determinada por la competencia para la palabra clave objetivo. En ocasiones nos bastarán 300 palabras, en otras ocasiones tendremos que redactar 1200, 2000 o 2500, dependiendo de los demás resultados de búsqueda, de su profundidad semántica y de la iteración de palabras clave.

Legibilidad

El índice de legibilidad es uno de los factores más controvertidos en SEO. Si bien plugins como Yoast SEO nos recomiendan no emplear más de un 25% de frases de más de 20 palabras, éste utiliza el índice de legibilidad flesch – szigriszt, pensado para el Inglés.

En castellano hay un mayor libertad, puesto que facilita recursos para construir frases subordinadas que en inglés no abundan. El índice que debiéramos considerar es el Fernández-Huerta, pero ni Yoast ni otros plugins SEO tienen las diferencias idomáticas en cuenta. De modo que, si nos preocupa la legibilidad, debemos asegurarnos de:

  • Entre H y H no hay más de 200 palabras
  • Debemos procurar escribir frases cortas y no dar información inútil.
  • Por cada 300 palabras debe haber, al menos, una imágen.

Metadatos

Los metadatos son fragmentos de código que indican a robots como el de Google cómo interpretar determinados fragmentos de texto.

Meta descripción

La meta descripción es el fragmento de texto de, máximo, 150 caracteres que Google muestra en su buscador cuando devuelve un resultado. En nuestro caso, las dos primeras líneas de nuestro subtítulo. En cualquier trabajo de redacción SEO debemos incluir nuestra palabra clave principal en la metadescripción.

Meta Keywords

Si bien están en desuso en la mayoría de sitios web, en blogs y medios de comunicación las meta keywords se extraen del titular y deben sintetizar el contenido del mismo. En nuestro caso “Redactar” “Contenidos” “SEO

Microformatos

Los microformatos son pequeños fragmentos de código estandarizados que ayudan a los robots a detectar y catalogar el contenido. En el caso de un artículo de blog o noticia, estos podrían ser el título, la descripción, el autor, y el post. Si bien no debemos preocuparnos de ésto a la hora de redactar, sí que debemos firmar todos los artículos con un autor nominativo.

 

Deja un Comentario