Principales diferencias entre el marketing digital y el marketing tradicional

Principales diferencias entre el marketing digital y el marketing tradicional

Aunque actualmente estemos totalmente familiarizados con el marketing digital,  hasta hace no mucho no existía el posicionamiento web, ni las redes sociales, ni tan si quiera Google.

Entonces, el objetivo del marketing, que no es otro que captar, retener y fidelizar a los clientes a través de la satisfacción de sus necesidades, se llevaba a cabo con otras herramientas. No obstante, que las herramientas fueran diferentes a las que utiliza el marketing digital no significa que el marketing tradicional esté obsoleto o no sirva, todo dependerá del tipo de empresa y sus necesidades. A menudo la combinación de ambas estrategias será la clave para ofrecer los mejores resultados.

Marketing tradicional vs marketing digital

El marketing tradicional, o marketing offline es aquel que se enfoca especialmente en las ventas y en los canales de acción mediante los medios convencionales. Las ventas directas, el patrocinio, la prensa, la radio, la televisión o las ferias y exposiciones son algunos de los canales más habituales de este tipo de marketing para alcanzar sus objetivos.

En cambio, el marketing digital utiliza las técnicas más relacionadas con el medio digital e Internet para desarrollar un tipo de comunicación más directa y personal con los usuarios. En este caso, los canales de acción son todos aquellos que encontramos en Internet y redes sociales: Motores de búsqueda, e-mail marketing, chatbot…

Teniendo en cuenta estas definiciones, pasamos a analizar algunas de las diferencias clave entre ambos tipos de marketing.

La comunicación en marketing

La comunicación en el marketing digital es uno de los aspectos que más difiere del tradicional. En este caso la comunicación es interactiva, bidireccional y más inmediata, lo que permite que la empresa y los clientes tengan una relación más fluida y de más confianza, lo que aumenta también la credibilidad en la marca. Además, gracias a toda la información que nos ofrece Internet, la comunicación con los clientes se vuelve mucho más personalizada.

En cambio, en el marketing tradicional la comunicación que se lleva a cabo es más lineal y unidireccional ya que el usuario es totalmente pasivo. El mensaje se dirige a los usuarios por medios fríos con el objetivo de influir en la decisión de compra de los mismos. Este mensaje suele hacerse en forma de historia para los clientes.

La comunicación de ambos tipos está ligada a la segmentación del público objetivo. En el marketing tradicional la segmentación se hace basada en atributos como la edad, el lugar de procedencia, el sexo o el salario. Mientras que en el marketing digital la segmentación,aunque también tiene en cuenta los atributos tradicionales, se hace especialmente fijándose en los intereses de sus clientes y en las características demográficas.

El análisis en marketing

Otra de las diferencias y ventajas del marketing digital frente al tradicional es que este es medible. La web nos permite trabajar con herramientas para medir las acciones de forma rápida y precisa. Por ejemplo, podemos investigar nuestro mercado o la opinión de los clientes mediante encuestas online o comentarios en las redes sociales.

Las herramientas de medición del marketing tradicional no son ni mucho menos tan inmediatas ni fáciles de comparar.

La rentabilidad en ambos campos es otro factor a tener en cuenta. En el marketing tradicional no se requiere un gran desembolso económico para cumplir sus objetivos, lo que lleva a ser una opción muy útil y eficaz para pequeñas y medianas empresas que no pueden permitirse una gran inversión en una campaña en medios fríos.

No obstante, esto no quiere decir que el marketing digital siempre pueda hacerse de forma gratuita, ya que conforme avanza la empresa y más específicas sean sus necesidades será necesario contar con los servicios de una empresa especializada en SEO y marketing online.

Deja un Comentario