Personalidad Corporativa, todo lo que debes saber

Personalidad Corporativa

Cada uno de nosotros, como consumidores que somos, recibimos un sinfín de señales y acciones de comunicación de multitud de empresas, esto inconscientemente nos influye y conduce a crear un sentimiento específico hacia cada una de esas empresas.

En algunas ocasiones, sentimos rechazo o aceptación hacia empresas incluso antes de haber sido clientes, este hecho se debe a la personalidad corporativa, la cual es capaz de crear relaciones sentimentales entre consumidores y empresa.

¿Qué es la personalidad corporativa?

La personalidad corporativa es el conjunto de características, valores y peculiaridades de una empresa que establecen su manera de ser como entidad y la diferencian de las demás. Es la responsable de que los consumidores sientan una vinculación emocional hacia las empresas, ya sea positiva o negativa. La personalidad se ve afectada por cada acción que realiza la empresa, por lo que muestra y por lo que comunica, en concordancia  con la celebre cita en el mundo del Marketing: «Todo comunica«.

La personalidad corporativa es un elemento inherente a las empresas, no se puede carecer de personalidad, ya que en muchos casos serán las propias acciones o respuestas a situaciones externas las encargadas de moldear su personalidad.

¿Por qué debes tener una personalidad corporativa adecuada?

Como se comentó anteriormente, hay casos en los que el consumidor, incluso antes de haber probado los productos o servicios de una organización, siente rechazo o afinidad hacia ella. Por lo tanto, desde la perspectiva enfocada a la adquisición de nuevos clientes, es fundamental trabajar nuestro branding y personalidad corporativa para que los clientes ideales y potenciales de nuestra organización se sientan identificados o perciban una imagen positiva de nuestra organización o marca.

Más allá de facilitar la captación de clientes, también contribuye al proceso de fidelización con el cliente. Si el cliente se siente identificado con nuestra empresa, la predisposición con la que comienza su compra será más positiva y por lo tanto, también será más fácil que se vaya satisfecho.

Por último, la personalidad corporativa que puede provocar un Engagement muy alto. Los consumidores, al establecer una vinculación emocional positiva con la empresa se vuelven promotores de la entidad más fácilmente, dado que sienten afecto. Sin embargo, la personalidad corporativa puede ser un arma de doble filo, puesto que el engagement es aún mayor cuando la relación emocional es negativa y genera rechazo. Algunos actos de la entidad pueden generar un boca-oído negativo, grandes críticas mediáticas o crisis de reputación en redes sociales.

En este proceso en el que encontramos clientes o posibles clientes en diferentes puntos para lograr nuestro objetivo (principalmente la compra o contratación), la estrategia a seguir más recomendable es el Funnel de Conversión.

¿Qué afecta a la personalidad corporativa?

En el campo de la personalidad e imagen corporativa «todo comunica«, absolutamente todo emite un mensaje. Estos mensajes moldearán la imagen que los consumidores tienen sobre nuestra organización. Especialmente influyen en la personalidad los siguientes elementos:

Identidad visual

La identidad visual de una organización es un conjunto de elementos que guardan siempre unas pautas similares y comunes para todos los medios en los que se presenten y que se encargan de dar una imagen única, diferente y coherente a la entidad. Conforma uno de los primeros pasos para el éxito de una organización como sabemos en CMA Comunicación tras una gran experiencia en proyectos de diseño gráfico en Granada.

Imagen corporativa

La imagen corporativa es el conjunto de creencias y percepciones que tiene el público en general sobre la empresa. Por lo tanto, es un factor externo en el que no se puede influir directamente y puede ser complejo controlar.

Responsabilidad social corporativa

Es un método de dirección de empresas basado en el control sobre los impactos que puede generar la propia actividad empresarial en su entorno (clientes, trabajadores, competidores, medio ambiente, etc.). Debido a la evolución de la sociedad y del comportamiento de los consumidores, este método de gestión empresarial es cada vez más importante y afecta a la personalidad, y por consiguiente, a la imagen corporativa.

Identidad verbal

Es el modo en el que se expresa la empresa, el tipo de mensaje, el tono y el estilo. La forma en la que se comunica la empresa está directamente ligada con su personalidad.

Recomendaciones para conseguir una Personalidad Corporativa adecuada

Como requisito fundamental, debes conocer al máximo a tu público objetivo, dado que en función de él debes tener una personalidad u otra.
Dicho esto, y obviando las peculiaridades de cada sector y público, estas son algunas de las recomendaciones que por lo general ayudan a cualquier empresa a la hora de adquirir una personalidad corporativa adecuada:

  • Permanecer en una posición moderada, nunca una posición extrema que pueda crear confrontación.
  • Mostrar siempre respeto y tolerancia.
  • Concienciación social, apoyar situaciones sociales de la actualidad y mostrar rechazo ante la intolerancia y la violencia.
  • Mantener siempre la formalidad y paciencia, especialmente en redes sociales.
  • Trato sincero con los clientes y transparencia ante situaciones de crisis, mejor decir que se está trabajando en una solución, a mentir o negar la crisis.
  • Ser coherente entre el mensaje e imagen que se quiere dar y las acciones que se realizan.
Deja un Comentario